Cómo Vivimos en Sunny Queen

Nuestra casa está completamente adaptada para que nuestros gatos y perras vivan lo mejor posible. Tenemos una casa baja, bastante amplia y muy luminosa donde conviven todos juntos y sueltos en todas las habitaciones. También tenemos zonas exteriores muy grandes, el patio trasero propiedad de nuestras perritas y el delantero donde nuestros gatos tienen a una zona protegida con una red donde pueden salir a tomar el sol bajo vigilancia. Más abajo mostramos fotos y explicamos este espacio al que llamamos "Jardín Birmano".

No nos gusta que ninguno de nuestros gatos viva en soledad ni encerrado, por lo que todos están con todos y ninguno está solo prácticamente nunca. El único problema es que los machos no pueden estar juntos ya que, como muchos machos no castrados que conviven con hembras, no se llevan bien. Entonces, cuando Misty está en el salón, Mozart está en una habitación y viceversa, pero siempre con alguna de las hembras o con nuestro gato castrado Gnomo. Por otro lado, también separamos de los machos a las hembras cuando entran en celo y no deben ser montadas.

Nuestros gatos son miembros de la familia y hacen toda la vida con nosotros: duermen en nuestro cuarto, entran en la cocina con las perritas mientras comemos o están alrededor nuestra mientras trabajamos en el estudio, cosa que hacemos a menudo, ya que tenemos horarios flexibles de trabajo y podemos trabajar muchos ratos en casa. Esto nos permite atender perfectamente a las camadas que se crían en nuestro cuarto y con nuestra constante atención, para tener así los cachorritos más socializados y cariñosos del mundo.

Como podéis ver en las fotos, en todas las habitaciones tenemos todo lo que ellos necesitan: cacharros con comida y agua, areneros, rascadores, cojines, camitas, mantitas y juguetes. Además, las ventanas de todas las habitaciones están protegidas con mallas metálicas recubriendo las rejas, para permitir que ellos puedan salir a las repisas de las ventanas sin riesgo a que se escapen.

Cuarto de los Juguetes

Dormitorio

   

Salón

Salón

   

Estudio

Estudio

Para que nuestros gatos puedan disfrutar de los numerosos días de sol que tenemos en Málaga, tienen lo que llamamos el Jardín Birmano. Es un espacio protegido con una red especial para gatos donde pueden salir cuando nosotros estamos en casa y podemos echarles un vistazo. Porque, aunque ellos no tienen ninguna voluntad por escaparse y la red está bien fija, no es lo mismo que una protección con malla metálica o similares. Además, también está el peligro que supone que puedan entrar en contacto con otros gatos que se acerquen a través de la red y puedan contagiarles diversas enfermedades.

En este espacio ellos pueden tomar el sol tumbándose en las macetas rellenas con piedrecitas o resguardarse en varias casitas para dormir. Además pueden jugar con varias plantas artificiales que están puestas para cubrir la zona y que a ellos les encanta morder y atrapar ;-)

Jardín Birmano

Birmanos tomando el sol

En estas fotos podéis ver todos los pasos que dimos para construir nuestro Jardín Birmano.

Limpiamos toda la zona

Maceteros y piedras para la separación

   

Ponemos el césped artificial, el suelo
de vinilo y las macetas y piedras

Rellenamos con piedras
y pasos

   

Tenemos toda la zona
bien delimitada

Celosías con maceteros
para el agarre de la red

   

Birmanas curioseando su nuevo
espacio

Sujetamos la red al techo,
a la pared y a las celosías

   

Piedras para rellenar los
maceteros que pisan la red

Red enganchada por debajo a
los maceteros

   

Adornamos con plantas artificiales
para resguardar

Toldo para que el sol no
les de directamente

   

Pequeños disfrutando tras la red

Birmanos olisqueando su nuevo jardín

   

Sena tumbada en el suelo
de vinilo

Audrey descansando en la caseta
de mimbre

   

Birmanos dormitando en un día
de verano

Nala descansando en el césped

   

Guajira y Gaia jugando

Jul acicalando a Gaia