El Carácter del Sagrado de Birmania

El Birmano es un gato muy sociable, al cual le encanta vivir en grupo, dormir con otros gatos y asearse mutuamente. Es un excelente compañero ya que le encanta estar junto a su amo y seguirlo por toda la casa. Si se queda sólo, esperará durmiendo o dedicado a sus ocupaciones hasta nuestra llegada a casa, y en cuanto oye nuestra entrada se espabila para saludarnos, enrollándose en nuestras piernas con el rabito en alto.

Son gatos habladores, pero maúllan con un tono muy suave. Algunos individuos ronronean mucho y con mucha frecuencia. Le encanta jugar tanto solos como con otros felinos, pero sobre todo con su amo. Le gusta que le tiren cositas o perseguir algo colgado de una cuerda.

Se adapta fácilmente a una casa cuyos habitantes pasen fuera parte del día, pero en este caso será mucho más feliz si está en compañía de otro gato, para poder jugar y dormir juntos.

Todo esto es lo que podemos encontrar en los libros acerca del carácter de los birmanos, pero tras unos años de convivencia con ellos, los conocemos mucho mejor. Y aunque cada uno tiene su propia personalidad, la gran mayoría de los birmanos son sociales por naturaleza y super cariñosos, por lo que se pasan el día pegados a nosotros. Por eso cuando oímos decir que los gatos son animales ariscos, siempre pensamos en las veces que entre el teclado del ordenador y la pantalla tenemos tres o más gatitos pidiéndonos cariño a la vez ;-) Porque eso sí, entre ellos se llevan estupendamente, pero de vez en cuando necesitan su dosis de cariño humana individualmente, sin compartir el cariño con otro, jeje. Ese momento consiste en ser acariciados mientras ellos te pegan cabezacitos, mantienen su rabito en alto y se mueven de un lado a otro, a la vez que ronronean y maúllan bajito.

Por lo general son gatos bastante tranquilos, duermen mucho pero también necesitan compañía, que le presten atención y jueguen con ellos. Sobretodo cuando son cachorritos, que son mucho más activos y juguetones, por lo que hay que jugar con ellos para que gasten energías. En casa como tenemos varios gatos juntos pues entre ellos se entretienen mucho y no son tan dependientes de nosotros. Pero los birmanos que viven solos con sus dueños van a estar siempre tras ellos.

Luego cada uno tiene sus particularidades, por ejemplo a algunos les encanta estar en brazos y que los abracemos fuerte y otros prefieren las caricias pero estando ellos libre. Algunos juegan con pelotas trayéndola como un perrito, otros prefieren saltar tras un plumero y a otros les chiflan los ratones de peluche y los cogen como si fuera su presa. En cambio otros, cuando se hacen adultos, juegan bastante menos. Por otro lado, algunos son mucho más exigentes con sus dosis de cariños y siempre quieren ser protagonistas y otro se conforman con lo que les des. Igual que con las visitas, a unos les encanta ser el centro de atención cuando viene gente nueva a casa y otros prefieren quedarse en segundo plano observando.

En la sección de nuestros videos podéis ver alguna muestra del carácter de estos gatitos tan especiales, que nos tienen totalmente enamorados.